Candidiasis en el Hombre

La candidiasis es una enfermedad infecciosa originada por hongos de la especie Cándida. También es conocida de otras formas, como por ejemplo candidosis, oidiomicosis o moniliasis. Su descubrimiento data del siglo XIX, cuando el cirujano Bernhard Von Langenbeck se dio cuenta de la existencia de este microorganismo.La candidiasis genital es una enfermedad mucho más frecuente en mujeres que en hombres, pero pueden producirse en ambos sexos. En el hombre, el área afectada suele ser más que todo la cabeza del pene y el prepucio.

"Candidiasis en el Hombre"

Síntomas de Candidiasis en el Hombre

Algunas veces la enfermedad es asintomática, pero de verse infectado, el hombre suele sufrir una gran picazón en la zona de sus genitales, además de dolor al orinar y durante las relaciones sexuales.

Otros de los síntomas que se pueden observar son

Alrededor de la cabeza del pene

  • Piel rojiza
  • Hinchazón
  • Irritación y dolor
  • Comezón
  • Inflamación
  • Aparición de pústulas blancas

En el prepucio

  • Aparición de una sustancia blanca espesa bajo el prepucio, que puede despedir un olor bastante desagradable.
  • Dificultad para tirar el prepucio hacia atrás

Generalmente el sistema inmunológico y ecología natural bacteriana de nuestro organismo, mantiene los niveles de hongos en nuestro cuerpo controlados, sin embargo, cuando el balance de éstos se ve afectado, los hongos suelen atacar.

Factores que te hacen propenso a contraer una infección de candidiasis

  • Consumir antibióticos. El consumir antibióticos suele afectar el funcionamiento natural de nuestro sistema inmunológico y, por ende, los hongos pueden resultar en un problema
  • Tomar medicamentos que causen una deficiencia inmunológica, como es el caso de los fármacos utilizados en quimioterapias
  • Sufrir diabetes. El alto nivel de azúcar en el torrente sanguíneo beneficia el crecimiento de hongos
  • Inmunodeficiencia. En casos donde el sistema inmunológico tenga problemas de efectividad, microorganismos como los hongos pueden afectar el cuerpo con mayor facilidad
  • No poseer la circuncisión y tener mala higiene. Esta condición sumada a la mala higiene proporciona un lugar húmedo, oscuro y caliente, donde los hongos pueden crecer muy fácilmente
  • Mala nutrición
  • Recibir diálisis renal

El tratamiento frente a esta enfermedad es generalmente bastante sencillo, suele tratarse con medicamentos antimicóticos y fármacos fungicidas como fluconazol, clotrimazol o algún otro, variando las dosis según la gravedad y tipo de infección que se encuentre. Es vital ir al médico inmediatamente en caso de llegar a verse infectado con esta enfermedad, ya que como cualquier otra puede suponer un gran riesgo a la salud de un individuo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *