Aceite del Árbol del Té para Tratar Candidiasis

Melaleuca alternifolia título latino, éste es su nombre científico y es una planta originaria de Australia, desde dónde se obtiene el aceite del árbol del té, que poco tiene que ver con el que de forma habitual tomamos en casa. Desde tiempos remotos, los aborígenes de ese país lo utilizaban con fines medicinales; y, en la actualidad ha cobrado un auge increíble entre quienes optamos por soluciones caseras o naturales a la hora de tratar diferentes afecciones.

El aceite del árbol del té posee múltiples propiedades y por lo mismo se aplica para distintas problemáticas, pero hoy nos enfocaremos en cómo se utiliza para tratar la candidiasis.

"Aceite del Árbol del Té para Tratar Candidiasis"

Árbol del té para tratar cándidas

Si bien gracias a su cualidad anti-fúngica es muy efectivo para acabar con las bacterias, es verdad que no a todos les da resultado cuando se utiliza con el fin de curar la candidiasis, no se sabe por qué pero hay muchas otras personas que si lo han conseguido.

Cómo utilizarlo

Su uso es siempre externo no se puede ingerir, hay que usarlo diluido para evitar irritaciones ya que es fuerte y concentrado; el mejor lugar para comprar un aceite del árbol de té que sea de calidad es un herbolario.

Una forma eficaz y cómoda para aplicar el árbol del té es por medio de un tampón; éste, estará en contacto de forma constante con el entorno infectado  haciendo que el tiempo de tratamiento se vea reducido.

Solo debes tomar un tampón de algodón y humedecerlo aplicando una solución que se prepara mezclando una parte del aceite en 5 de agua. Luego aplica el tampón vaginal y cámbialo cada 3 horas (también es posible utilizarlo si se está menstruando)

También hay quienes  utilizan un tampón durante toda la noche, de una u otra forma hay que seguir el tratamiento hasta que desaparezcan.

Como decimos siempre, no bastará con aplicar sólo una cosa sino que es el conjunto del cambio de hábitos (sobre todo los relacionados con la alimentación), los que contribuirán a que las cándidas remitan y no re-aparezcan.

El aceite del árbol de té no debe ser utilizado en embarazadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *