4 Funguicidas Naturales Contra las Cándidas

Junto a una dieta balanceada y al uso de prebióticos, el uso de funguicidas es clave en el tratamiento de la candidiasis. Estos vienen de forma natural en una multitud de alimentos y plantas así como en suplementos alimenticios; y, funcionan de manera que destruyen las células de la infección ayudando a tu cuerpo a combatirlas de una manera más eficaz.

"4 Funguicidas  Naturales Contra las Cándidas"

Aprovecha los beneficios  de los alimentos contra las cándidas

#1 Ajo

Muchos estudios han demostrado que el ajo tiene varios beneficios para el organismo, especialmente en el combate de patógenos. Junto a sus ventajas a la hora de ayudar en el tratamiento de la candidiasis, también contribuye  al fortalecimiento del sistema inmunológico del ser humano, reduce los niveles de colesterol en la sangre y controla los de glucosa. Puedes consumir el ajo de manera natural en dientes de 2 a 4 gramos, o también tomarlo en forma de  aceites o suplementos.

#2 Canela

Muchas hierbas y especies que tenemos en la cocina tienen una amplia cantidad de beneficios para la salud, y la canela es una de ellas. Estudios han demostrado su eficacia para combatir los distintos tipos de cándidas, además de ayudar a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre. La mejor forma de consumir canela, es simplemente agregarla directamente a tus comidas de manera directa o en aceites.

#3 Aceite de coco

El aceite de coco es un suplemento de grandísima versatilidad y muy benéfico para la salud. Este aceite tiene como componente ácido caprilico el cual es ideal para utilizar en  el tratamiento de la candidiasis. También mejora el  sistema inmunológico, ayuda con el  cuidado de tu  cabello y es una gran fuente de calorías naturales , a la vez que mantiene bajo el nivel de colesterol en tu sangre. Asegúrate de añadir el aceite de coco a tu dieta para disfrutar de sus múltiples propiedades.

#4 Semillas de toronja

Las semillas de toronja son un descubrimiento relativamente nuevo para el mundo de la medicina. A través de numerosos estudios se ha llegado a la conclusión que utilizar estas semillas resultan más eficaces  que algunos antibióticos y anti-funguicidas. Aporta también una buena cantidad de vitaminas para el organismo, refuerza el sistema inmunológico y hasta es capaz de ayudar a reparar células dañadas del hígado como consecuencia de los efectos de la candidiasis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *